Hoy 20 de julio es el día internacional del ajedrez, un juego que tiene más de 1500 años y cuyo origen sigue siendo hoy un misterio.

Desde BeBall siempre hemos creído que existe una relación entre el basket y el ajedrez, una analogía perfecta. Promueven el conocimiento, la preparación, la estrategia, el cálculo de las variantes, el ser capaz de hacer de la necesidad una virtud y el poder detectar los problemas para darles la vuelta en busca del beneficio propio. Ambos nos pueden servir de lección y ser de utilidad en nuestras vidas.

Esta analogía la hemos plasmado en la “BeBall Chess Swingman”, una verdadera declaración de intenciones sobre a qué jugamos.

“These young guys are playing checkers. I’m out there playing chess”, Kobe Bryant.

Esta es probablemente la frase que define mejor la “mentalidad Mamba”. Kobe veía y entendía el juego de manera distinta: su ética de trabajo le impulsaba a estudiar los partidos, los oponentes e incluso a estudiarse a sí mismo, hecho que le generaba una ventaja competitiva sobre el resto.

Y es que de esto se trata, como decía Zeljko Obradovic “un partido de baloncesto es como una partida de ajedrez, donde para ganar tienes que sacarle ventaja al rival con cada movimiento… Nunca puedes perder el control ante una situación del juego y debes transmitir calma a tus jugadores”.

Al final se trata de tomar decisiones. Esto sirve tanto en el baloncesto como en la vida. La concentración y el análisis nos ayudan a desarrollar la creatividad y la imaginación, a proyectar la jugada. Podríamos decir que la toma de decisiones es lo que diferencia a un buen jugador de un gran jugador.

Existen muchas situaciones en el baloncesto que podríamos extrapolar a una partida de ajedrez. El juego mental es una de ellas, siendo una amenaza muchas veces más peligrosa que la propia ejecución. Este es el caso, por ejemplo, de recibir el balón en una buena posición de tiro y jugar con lo que pueda pensar el defensor para decidir qué hacer. Otra es el pick and roll, cuyo concepto ha inspirado el diseño frontal de la “Chess Swingman”, con el caballo como protagonista.

La lista de grandes jugadores de baloncesto que han jugado al ajedrez es muy amplia, entre otros: Maurice Carter, Bill Cartwright, Magic Johnson, Steve Smith, Latrell Sprewell, Bill Walton, Jason Williams o Johnny Rogers.

También jugadores más actuales como Aaron Gordon son amantes del ajedrez, afirmando que “lo que me gusta del ajedrez es la singularidad de cada partida. Que cada persona piense diferente la hace siempre distinta a la anterior. Pienso que hay muchas lecciones de vida que se pueden sacar del ajedrez, mi parte favorita es que se puede ser muy competitivo y cerebral a la vez”.

Incluso la NBA se ha hecho eco del vínculo entre el baloncesto y el ajedrez, lanzando en 2009 un spot increíble que comparaba estos dos deportes mostrando highlights espectaculares.

En la webgrafía de este artículo os dejamos diferentes links por si queréis profundizar un poco más sobre la analogía que os presentamos. Esperamos que os sirva de inspiración, o que, al menos, os ayude a decantaros entre el ajedrez y las damas. Nosotros lo tenemos claro:

“We don’t play checkers”

Webgrafia:

http://www.uschess.org/index.php/September/Chess-and-Basketball.html

http://baloncestopsicobasket.blogspot.com/2010/10/ajedrez-y-baloncesto.html

https://creandoexitojuntosdotcom.files.wordpress.com/2019/03/como-la-vida-imita-al-ajedrez-garry-kasparov.pdf

https://www.thechessdrum.net/blog/2020/01/30/kobe-bryants-chess-mind/

https://www.efdeportes.com/efd208/una-mirada-desde-el-ajedrez-al-baloncesto.htm

Author admin